image17

Infecciones Respiratorias

Consejos para prevenir alergias respiratorias

1. Evite el humo de cigarro: Está demostrado que el humo del cigarro incrementa la respuesta alérgica, y además disminuye los factores de defensa propios de la mucosa respiratoria a la infección. Esto implica que no debe de haber fumadores en la casa de una persona con alergia; no sólo quiere decir que no deben fumar dentro de casa, sino que no deben de fumar - sobre todo los padres de un niño alérgico -, pues las partículas de humo se acarrean dentro de la casa por medio de la ropa, cabello ó la piel. Por supuesto, un alérgico no debe de fumar.

2. Evite las infecciones respiratorias: Trate de evitar que un alérgico tenga contacto con personas (familiares ó no) con gripe ó cualquier tipo de infección respiratoria. Evite estar mucho tiempo en lugares cerrados con mucha gente, sobre todo en tiempo de frío.

3. Evite los cambios bruscos de clima: Todo paciente alérgico tiene cierta susceptibilidad a los cambios bruscos de clima, ya sea natural ó artificial. Esto es aplicable en el baño, a la entrada ó salida de lugares muy fríos, ó al aire frío directo de neveras o refrigeración.

4. Evite lugares con mucho polvo: Sobre todo los días con mucho viento en nuestra ciudad son especialmente malos. Si la persona es alérgica a polvo o polen es necesario evitar (en la medida de lo posible) jugar directamente en la tierra, y tratar de evitar actividades deportivas que se realicen en canchas de tierra o con zacate.

5. Evite olores fuertes: Esto incluye los olores fuertes de ciertos alimentos (cebolla, chile, vinagre, etc.); de productos de belleza como perfumes fuertes, jabones muy perfumados, lacas, sprays, desodorantes, talcos, etc. ; de solventes químicos (acetona, thinner, alcohol, amoníaco, limpiadores para pisos y baños, etc.). A mayor fuerza de olor y tiempo de exposición, mayor el riesgo de reacción ó molestias.

6. Evite tomar ó comer cosas muy frías: Sobre todo si no se han controlado del todo los síntomas de alergia, es conveniente ser estrictos en esto; pero si el niño ya no tiene molestias, lo más probable es que tolere bien alimentos o bebidas fías sin reaccionar.

7. Evite corrientes de aire directo en la cara: Sobre todo de ventiladores, neveras, refrigeración o corrientes naturales, especialmente por tiempos prolongados. Deben evitarse temperaturas muy bajas, sobre todo por la noche.

8. Evite tener animales domésticos: Aunque no todos son sensibles al pelo ó caspa de animales, éstos son alergenos potentes que tarde que temprano pueden ser importantes en los pacientes con alergias respiratorias. Además, los animales son "acarreadores" de otros tipos de alergenos como el polvo y algunos insectos, o incluso de algunas enfermedades. Si su niño quiere una mascota, puede optar por animales sin pelo ó plumas: peces, tortugas, camaleones, ranas, etc.

9. Disminuya el polvo dentro de casa: 

-Evite tener objetos que tienden a contaminarse y acumular polvo como: alfombras, tapetes de tela, sillones viejos, muñecos de peluche, cortinas, almohadas de plumas; cuadros; banderines; pósters; tapices afelpados o no lavables, etc.

Mantenga, si es posible, puertas y ventanas cerradas, sobre todo en el transcurso del día. El colchón es preferible que esté forrado de plástico completamente o sacudirlo fuera y exponerlo al sol por lo menos media hora y al menos una vez al mes.

Para la limpieza, es preferible el uso de trapeador con agua. Se recomienda también el uso de aspiradora, siempre y cuando tenga un buen sistema de filtración. El alérgico no debe de estar presente en ése sitio al momento de la limpieza ni en las siguientes dos horas. Además, después de una hora de trapear o aspirar, es necesario pasar con un trapo húmedo en las superficies planas del cuarto. Se pueden usar desinfectantes ó limpiadores para el trapeador, prefiera aquellos de olor menos penetrante.

10. Alimentos: Existen algunos alimentos que son capaces de producir alergias respiratorias, sobre todo en niños menores de los 2 años de edad; si no se le han hecho pruebas especiales a éstos, es recomendable que trate de relacionar sus molestias con alguno de ellos y lo comente en alguna de sus visitas. Entre los alimentos más alergénicos se cuentan: la leche; el huevo; la harina de trigo; el chocolate; el cacahuate; la nuez; la piña; la fresa; el pescado y los mariscos; y los cítricos. Otro problema lo constituyen los alimentos embutidos, enlatados, envasados ó industrializados en envases plásticos o de cartón ahulado, pues utilizan casi siempre químicos conservadores ó antioxidantes (benzoatos, nitratos, nitritos, sulfitos, citratos, etc.), ó bien colorantes y saborizantes artificiales que pueden producir síntomas de alergia respiratoria. Esto no quiere decir que se le deben prohibir éstos alimentos necesariamente; sino que se deben consumir lo menos posible, y tratando de relacionar sus síntomas con su consumo, y si existiera alguna sospecha, entonces sí eliminarlos definitivamente de su dieta.

11. Medicamentos: En ocasiones, los síntomas alérgicos aparecerán con el consumo de ciertos medicamentos, ya sea por la sustancia básica ó por los vehículos, colorantes ó conservadores que contienen. Los más frecuentemente relacionados con alergia respiratoria son: la aspirina y sus derivados, los salicilatos; los antiinflamatorios en general; las hormonas tiroideas; y algunos medicamentos para la presión. Si usa cualquiera de éstos tipos de medicamentos es necesario averiguar si están ó no relacionados con sus síntomas.

Obtener más información

Este es un espacio de vista previa del contenido que puedes usar para interesar a tu público en lo que tienes que decir para que se entusiasmen en saber y leer más. Elige el detalle más interesante que aparece en la página y escríbelo aquí.

Cuidados en las infecciones respiratorias

Recomendaciones durante las enfermedades respiratorias

Se recomiendan tener algunas consideraciones básicas durante los cuadros respiratorios.

- Alimentación:

Se recomienda el consumo de cítricos los cuales son ricos en Vitamina C, como jugo de naranja, mandarina, agua de limón, guayaba, los cuales disminuyen el riesgo de infección respiratoria, además de una dieta balanceada con cereales, verduras, proteínas de origen animal, leche, abundantes líquidos e infusiones frutales. La administración extra de Vitamina A protege también de las infecciones virales.

- Evitar los cambios bruscos de temperatura: 

Arropar a los niños para evitar la exposición al frío es importante, hay que tener presente que los niños por su actividad y metabolismo pocas veces refieren tener frío y suelen negarse a usar ropa gruesa y estorbosa para sus actividades y juegos, pero aún así se deberá de insistir en usar suéter, chamarra y bufanda por las mañanas al salir a la escuela, la bufanda sobre todo deberá cubrir nariz y boca y respirar a través de la misma con la finalidad de “calentar” el aire que inhalan. En nuestro medio (Yucatán) existen cambios de temperatura pudiendo pasar de frío a calor y viceversa así que es importante ser dinámicos para cubrir o descubrir a los niños para evitar los cambios bruscos de temperatura. es importante también evitar las situaciones que propicien cambios bruscos de temperatura como abrir el refrigerador o estar en sitios públicos con mucho frío.

- Baño diario:

Un niño debe bañarse diario, lo mas importante es que no tenga cambio brusco de temperatura no que se moje el niño. puede bañarse si usan agua templada (la misma temperatura de su cuerpo) y evitan las corrientes de aire después de bañarlo. Un niño enfermo si puede bañarse.

- Evitar contaminantes:

Evitar acudir a lugares contaminados, donde exista humo de tabaco u otros irritantes, por ejemplo, sitios concurridos donde se encuentren personas tosiendo o con otros síntomas respiratorios.

- Aplicación de vacunas:

Hay que poner énfasis en la prevención por vacunas ya que en la cartilla tenemos protección contra muchas enfermedades relacionadas con el cuadro respiratorio como tosferina, influenza,  neumococo etc. Revisa constantemente la cartilla de vacunación de tu hijo y solicita información sobre la protección contra enfermedades respiratorias del adolescente y adulto.

- Evitar automedicación:

Sabemos que la mayoría de las enfermedades son autolimitadas pero se recomienda no automedicarse algunas medidas para saber que su niño requiere una consulta es que en el transcurso de dos días el niño se deteriora o tiene fiebre que no cede o que no se este alimentando bien, también es necesario ver algunos síntomas que lo acompañan como ronchas, diarrea, alteraciones neurológicas y tos que va en aumento.

- Signos de alarma:

Se deben tener presentes datos de alarma como son fiebre persistente, dificultad para respirar como es la presencia de respiración rápida, agitación, hundimiento de las costillas y el pecho para respirar, aleteo de la nariz, silbido en el pecho, coloración azul de labios y uñas, rechazo a los alimentos y signos de deshidratación, son indicación absoluta de llevar al niño a un servicio de urgencias.

image18

Uso correcto del Espaciador

Este video te enseña el uso correcto del espaciador Aerochamber infantil. Mas información sobre el espaciador aerochamber en : http://www.aerochambervhc.com

Otro video del uso correcto del espaciador

Echa un vistazo a este increíble video

Uso del Seretide Diskus

Esta es la manera correcta de usar el Seretide Diskus.

Uso Combivent Respimat

En este video se demuestra la preparación y el uso correcto del Combivent Respimat (Salbutamol con Bromuro de Ipratopio)

Como usar un nebulizador

Este video le muestra la forma de cómo usar adecuadamente un nebulizador. recuerde que un nebulizador en una forma de administrar un medicamento liquido convirtiéndolo en una nube.

Influenza

Información

¿Qué es la influenza (también llamada gripe)?:

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por los virus de la influenza que infectan la nariz, la garganta y los pulmones. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte. La mejor manera de prevenir la influenza es administrarse la vacunatodos los años.

Signos y síntomas de la influenza:

Las personas que contraen influenza a menudo presentan algunos o todos estos signos y síntomas:

  • Fiebre* o sentirse afiebrado/con escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Mucosidad nasal o nariz tapada
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga (cansancio extremo)
  • Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

*Es importante destacar que no todas las personas con influenza tienen fiebre.

Propagación de la Influenza :

La mayoría de los expertos considera que el virus de la influenza se extendió principalmente a través de las gotitas que se producen al toser, estornudar o hablar. Estas gotitas pueden caer en la boca o en la nariz de las personas que se encuentran cerca. Siendo algo poco frecuente, una persona también puede llegar a contraer influenza si toca una superficie o un objeto contaminado con el virus de la influenza y se toca luego los ojos, la boca o posiblemente la nariz.

Período de contagio:

Usted puede contagiar la influenza a otra persona antes de saber que está enfermo y también mientras lo está. La mayoría de los adultos puede contagiar a otros a partir del 1° día antes de que los síntomas se desarrollen y hasta 5-7 días o más después del inicio de la enfermedad. Algunas personas, en especial los niños y las personas con sistemas inmunitarios debilitados, podrían causar contagios por un tiempo más prolongado.

Aparición de los síntomas:

El tiempo desde cuando una persona se expone al virus de la influenza hasta cuando comienzan los síntomas es de aproximadamente 1 a 4 días, con un promedio de aproximadamente 2 días.

Complicaciones por la influenza:

Las complicaciones por la influenza pueden incluir neumonía bacteriana, infecciones del oído, infecciones sinusales, deshidratación y empeoramiento de las condiciones médicas crónicas, tales como insuficiencia cardíaca congestiva, asma o diabetes.

Personas con alto riesgo de contraer influenza:

Cualquier persona puede contraer la influenza (incluso las personas sanas) y los problemas graves relacionados con la enfermedad pueden aparecer a cualquier edad, pero algunas personas tienen alto riesgo de presentar complicaciones graves relacionadas con la influenza si se enferman. Esto incluye a personas de 65 años en adelante; personas de cualquier edad con ciertas condiciones médicas crónicas (como el asma, la diabetes o las enfermedades cardíacas), las mujeres embarazadas y los niños pequeños.

Prevención de la influenza:

El primer paso y el más importante para prevenir la influenza es la vacunación anual. Los CDC también recomiendan tomar medidas preventivas diarias (como mantenerse alejado de las personas que están enfermas, cubrirse la boca y nariz al toser y estornudar y lavarse las manos con frecuencia) para ayudar a disminuir la propagación de microbios que causan enfermedades respiratorias (nariz, garganta y pulmones), como lo es la influenza.

Diagnóstico de la influenza:

Es muy difícil distinguir la influenza de otras causas virales o bacterianas de enfermedades respiratorias basada en los síntomas solamente. Hay pruebas para diagnosticar la influenza. Para más información, visite Diagnosticar influenza.

Tratamiento:

Hay medicamentos antivirales para la influenza que se pueden utilizar para tratar la influenza.

Para obtener más información, visite “Influenza estacional, más información.”

FUENTE CDC.GOV

image20